Cero Glamour

Markos Quisbert. La Liga de la Justicia, 2011. 66 páginas.

[Por Leonardo Sanhueza]

Una extraña mezcla de atmósferas, en la que conviven la estética del porno con las fuentes de soda o los espacios nocturnos y callejeros de los indigentes, le da a este libro una unidad que, a poco andar, convierte sus retorcidas postales de miseria, sobrevivencia y locura en retratos de una realidad más vasta, acaso la de los rincones tapados de Chile.

Defecto o virtud, estos poemas logran construir escenas de vocación cinematográfica, en las que la imagen está por sobre todos los otros elementos literarios, especialmente su versificación, que casi no cuenta. Eso es particularmente visible en los fragmentos en prosa, que se plantean casi como microcuentos, sin necesidad de la concentración de los versos. Son escenas donde el asco, el morbo o la perversión mediática se cruzan con símbolos de cierta inocencia, intensificando el efecto de desesperanza y delirio, como la imagen de un padre que bebe leche de su mujer y, para ello, aparta a sus hijos lactantes: el hombre queda así reducido a su máxima fragilidad, en el filo del mal y de la ternura, del amor y de la demencia.

[Fuente: diario Las Últimas Noticias.]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s