Tea Party, el descenso a lo profundo de una interzona

[Por Eduardo Farías Alderete]

Cinosargo apuesta por una antología de poetas arriesgada a todas vistas, como toda antología. Como una regla tácita, la variedad impera con una calidad óptima (autores de tres naciones limítrofes). Este libro que, como la fiesta del té en Alicia en el País de las Maravillas, obedece a arquetipos universales y de los cuales cada quien y cada cual puede elaborar las más sabias o disparatadas conjeturas en torno a la interpretación de todos y cada uno de los personajes. En analogía estas voces poéticas, en planos y cosmovisiones distintas, vienen a formar parte de aquella fiesta del té en que Alicia, maravillada, estupefacta, airada, confundida, pero jamás indiferente, los lectores tenemos la suerte de Alicia, invitados o no a esta Interzona intrigante de versos, imágenes, ritmos y constructos mentales.

PERÚ:

TILSA OTTA VILDOSO
La voz del yo poético se concreta en una dúctil voz contemporánea, con ideas claras y pulcritud, insertando elementos anglicistas e ideas que parecerían a ciencia cierta estar ajenas a la versificación, como en el poema “S/T” o “SILENCIO SÍSMICO”; nada que no pueda vencer la metáfora. Se demuestra un oficio probado.

ÓSCAR RAMÍREZ
Impresiona la vehemencia con que va construyendo una visión urbana personalísima y crítica de Lima; un ánimo que se mantiene en el texto “UN HOMBRE EN CORBATA CRUZA LA ACERA”. El ritmo es vigoroso, sin atentar contra la musicalidad. Hay una cierta acidez poética que no deja impávido al lector.

MARTÍN ZÚÑIGA CHÁVEZ
Hay un culto evidente a la musicalidad de las palabras y una melancolía permanente en esta vox poética de verso libre e imágenes depuradas.

MARIO CARAZAS
“AYER FUI A ECHARLE PEPSI HELADA A LA COCA COLA CALIENTE”, un poema de imágenes recalcitrantes y de innegables tintes exterioristas que deja en la retina del lector tintes cínicos en el sentido filosófico de la acepción; una visión de un conflicto del yo material con el yo lírico, lindando con lo malsano que puede ser la autocrítica. La serie de imágenes y elementos variopintos eleva el interés que pueden generar sus versos.

BOLIVIA:

MILENKA TORRICO
Una genuina lírica social, ácida por los cuatro costados, inteligentemente ruda y, sin embargo, en algunos lapsos sutil y sugerente.

MARÍA CRISTINA GARRÓN
Hay una notoria búsqueda por la imagen precisa que llegue a la belleza suprema, una musicalidad que linda con el preciosismo. Notable “Cuatro. El Gato”.

GABRIEL LLANOS CERNADAS
“ERNESTO TE LA CHARLA BONITO”, prosa poética con ritmo nervioso, sincopado y firme que entrega una serie de historias paralelas. El yo lírico se dirige al lector, quien llega a conocer las reprobables “virtudes” de Ernesto. Excelente remate.

CHRISTIAN JIMÉNEZ KANAHUATY
La ironía crea un confuso clima en que los elementos utilizados constituyen una llamativa estructura. Muy interesante.

CHILE:

FRANCISCO IDE WOLLETER
Interesante imaginería que linda con el surrealismo, entregando un ritmo sostenido pero vertiginoso en dimensiones. Los personajes mencionados dan una riqueza a esta cosmovisión que a ratos se denota antojadiza, sin dejar de ser brillante.

JUAN PODESTÁ BARNAO
Firme imaginería policial; un racconto a filmes del cine noir. Un oficio notable de palabras precisas.

JUAN MALEBRÁN
Postales de una realidad dura, imágenes descarnadas. “CENTRO DE REHABILITACIÓN”, una composición perfecta en este tenor. La prosa poética es la estructura apropiada para este tipo de estilo. El mayor logro es mantener al lector atento párrafo a párrafo; Malebrán lo logra con creces.

JUAN CARREÑO
El poeta juega con la morfosintaxis popular de una manera utilitaria, sin ser chocante o chabacana. La crítica social, patente. Inevitable el tinte sórdido y naturalista.

ARICA:

DANIEL ALEJANDRO OLCAY JENERAL
Imágenes formidables, cruentas y sicalípticas; sin duda, un oficio inmanente a ellas, creando una cosmovisión a lo menos impactante.

RENATO JESÚS CONTRERAS FLORES
Los elementos vivaces en que los orígenes en la lucha libre, la calle y los cómics generan un discurso lírico único y polícromo.

TITO MANFRED
Hay tintes de un tierno sadismo o un masoquismo evidente en los versos; las imágenes juegan en una sucesión, seguras de impresionar ferozmente al lector.

MARKOS QUISBERT
El oficio de Quisbert se presenta desde el primer verso al último. En la prosa aturde y acompaña al lector por un sendero de imágenes no aptas para sensibilidades delicadas.

MAURO GATICA SALAMANCA
Las palabras e imágenes de alto octanaje de Gatica crean una gama de imágenes triple X y parafilias. ¿Quién dijo que la poesía no podía abarcarlo todo? La creación es poesía y la poesía, la matriz de toda creación.

PABLO ESPINOZA BARDI
Un maestro en el estilo horror/gore. Fuertes imágenes que asolan a lo más profundo del subconsciente.

Los poetas y creadores incluidos en esta antología poseen una trayectoria que no se obvia en el estilo que cada uno ha elegido y representado. Una muestra de la literatura de tres países y una ciudad, un barómetro de la creación de aquellos sitios. Imperdible.

[Fuente: blog Gatopistola Tax.]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s