Urlo, lo nuevo de Pablo Espinoza Bardi

[Por Eduardo Farías Alderete]

La formidable imaginería de Espinoza Bardi embarga otra vez. Urlo me recuerda un aforismo de Nietzsche: “Los defensores de los delincuentes a veces no saben poner en relieve la terrible belleza del delito a favor del reo”. Luego, y parafraseando, podría decir, sin ánimo de quedar corto: “Hay artistas que alaban crímenes, que saben poner en un relieve sublime la terrible belleza del crimen a favor del criminal”. Las experiencias del ser humano han sido abarcadas por todo tipo de arte casi desde el alba de la civilización; desde lo más “puro” y moral hasta los estratos más oscuros de ese fenómeno muchas veces explicado y rebatido llamado humanidad.

Espinoza Bardi nos entrega las claves exactas de la psique de un asesino serial; se imbuye de sus diversas personalidades y perfiles para entregarnos los diversos aspectos gore y descriptivos de éstos, llegando a alturas insospechadas. ¿Hay belleza en ello? Indudable. El uso de las palabras precisas, las descripciones que van sembrando en la mente del lector pesadillas y deseos inconfesables, es tal que logra aceitar esa máquina oculta y oxidada en el fondo de la moral, ésa que logramos apartar de los ojos del prójimo como con un piadoso desdén.

La moralidad y la inconsecuencia del hombre contemporáneo aún no expulsa de sí ese talento imaginario para poder matar a sangre fría y mucho menos esa temible admiración que posee hacia aquello que le abisma, ese terror que seduce más allá del bien y el mal. Hay diversas máscaras piadosas: desde el vegano hasta el animalista que no expresa ni el más mínimo rasgo de piedad para con el prójimo; el intolerante que se viste de tolerancia; el antisistémico que profita de todas las tecnologías. Hay, señores, en todos ellos la capacidad y el morbo de ver cómo la sangre fluye, cómo blandir un puñal y arrebatarle la vida a cualquiera que se oponga a sus ideales. Sí, es una exageración, pero el horrorizarse ante un asesinato bien ejecutado no les libera de ese otro que habita en su laberíntica personalidad.

Advertencia: esta estética puede ser dañina a la conciencia. Todo crimen debe ser condenado y expulsado de nuestra civilización, pero, sin embargo, hay un atractivo en ello que hace coleccionar cómics, ver films, poner una atención única a aquellos documentales policiales, las notas rojas en los periódicos, porque hay un atractivo innegable. Espinoza Bardi sabe de aquello, haciendo de la literatura un instrumento acerado que cala hondo en el imaginario colectivo. Un maestro de las imágenes. Urlo es la muestra de haber alcanzado una madurez en el arte de avasallar la conciencia y desmenuzar la moralidad.

Es cierto que aquellos que alegan que la realidad supera a la ficción tomarán distancia con esta obra, pero les recuerdo que la ficción puede recrear lo que vemos como simples espectadores, para ubicarnos inapelablemente dentro de la piel de quien sin el menor reparo hunde en las tibias y palpitantes profundidades de un vientre el acero inoxidable de un cuchillo que en este preciso instante reposa en el cajón de un mueble de cocina.

Hay una irreverencia innata y hasta loable en estos versos y composiciones; loable porque despierta los sentidos más allá del bien y el mal que hacen dormir a esta sociedad en los laureles y roles de explotados y explotadores, de justos e injustos, de los políticos y el pueblo.

Urlo es una palabra italiana que significa grito en su acepción más común y, en el sentido de este libro, alarido de terror y, más allá de ello, HORROR.

Este volumen se compone de tres partes: Tajo, Urlo y Slasher. Una pendiente hacia el infierno de viñetas gore de un realismo que hinca sus incisivos despiadadamente en la imaginación del lector. Recomendables los textos en serie de Maldad, [La asunción del dios-carne, o la balada de Norman González…], [Trazos…] y el remate exacto: SLASHER [Urlo: Director’s cut].

(Urlo, publicado por La Liga de la Justicia Ediciones, Arica.)

[Fuente: blog Gatopistola Tax.]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s