De Tremor de Daniel Rojas Pachas y otros expedientes y pruebas procesales

[Por Eduardo Farías Alderete]

La nueva novela de Daniel Rojas P. es imposible que deje impávido a cualquier lector, hasta el más precavido se sentirá tocado en la fibra. La novela negra actual está destinada a transgredir. Sobre todo cuando todas las líneas y barreras de la moral ya han sido transgredidas llega TREMOR. Es difícil que en una reseña tienda a hacer parangones —ya que me parece mezquino y resta valor a la obra en exposición, pues lo tendencioso puede crear expectativas limitadas—, pero me recordó un poco a la película CEMENT GARDEN (recomendable, por cierto).

TREMOR significa un movimiento involuntario, algo rítmico, contracciones que involucran oscilaciones o espasmos de una o más partes del cuerpo. Estas oscilaciones, estos cataclismos en el espíritu, están registrados con una fineza, con una precisión en la narrativa propia de un gran escritor como Rojas.

TREMOR es un legajo incluido como una prueba en un proceso penal determinado, es una narración pormenorizada de una serie de delitos y crímenes que no sólo infringen el orden público sino que la moral y el valor espiritual de la familia.

El estilo es correcto, pulcro, nos traslada a una historia que nos lleva a las puertas de una moral distinta a nuestra moral, a una transgresión abierta a todos los valores inculcados desde la niñez. La precisión, la lucidez de cómo se van desenvolviendo los hechos, hacen que nuestros límites impuestos se vean vulnerados. Los personajes se van definiendo con una claridad que nos lleva de la mano a un submundo que a ratos nos parece familiar: éste es el logro de Rojas Pachas. El lector se ve envuelto en una vorágine de imágenes y escenas transgresoras que apelan directamente a nuestras conciencias.

Los personajes se ven determinados con una serie de determinaciones y descripciones que nos hace convencernos más allá de cualquier “duda razonable”. Daniel Rojas Pachas se embarca en la difícil tarea de impresionarnos en la fibra más profunda de nuestro ser: lo logra con creces y nos deja en vilo, nos deja con una historia como el manuscrito “Tremor”, con una caligrafía a ratos ilegible y manuscrita, como una redención de nuestras pobres almas. En nuestros fueros internos hemos de confesar crímenes innombrables e inconfesables. La imaginación nos ha hecho presa de imágenes que no tienen perdón de nuestra moralidad y de nuestra sociedad.

TREMOR es una novela breve, lo que los puristas del estilo podrían catalogar como una nouvelle, pero esta obra va más allá, su logro es apelar a nuestra conciencia, la misma que navega en sitios pornográficos, la misma que se topa con snuffs verdaderos y falsarios. Nos detiene en un reflejo en los espejos con preguntas que no podemos contestar y que al hacerlo, algo, lo que sea, se va a quebrajar.

La Liga de la Justicia Ediciones acá apostó a las ligas mayores y quizás las editoriales institucionales no hubiesen cargado con una historia insolente como TREMOR. Arica se está caracterizando por una literatura de alto vuelo que no parece temerle a nada, una literatura que golpea, que seduce y subyuga. Bienvenida TREMOR. Ahora, se aconseja al lector común y corriente y al experimentado utilizar la imaginación en corporizar a Rodion con sus “muy buenas” virtudes y sus abismantes defectos.

[Fuente: blog Gatopistola Tax.]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s