Abyecta de Elizabeth Neira: Las viles dimensiones de ser mujer

[Por Eduardo Farías Alderete]

La poeta Elizabeth Neira verso a verso explora y expone las diversas maneras y visiones en que una mujer puede llegar a ser despreciada y despreciable: desde la mujer que disfruta de su sexualidad, aquella que es capaz de llevar a un punto crítico la misma, aquella capaz de manifestar sus concepciones críticas para con el sexo opuesto, aquella que se prostituye, aquella víctima de violencia intrafamiliar.

La femenina espiritualidad de Neira se extiende como un horizonte capaz de cubrir las imágenes aceradas que le va entregando el mundo, una sociedad que intenta llegar a la igualdad de género, que brama y se arrastra cada vez que se atenta contra esa igualdad… sin lograr nada de fondo.

Pero eso no es todo, la atrevida estética de Elizabeth Neira amenaza en ese juego de vilezas de autodespreciarse ante una sociedad cuyo sistema busca siempre una forma de perpetuarse. La poeta se atreve, la poeta se desnuda mostrando sus pliegues, sus imperfecciones, su honestidad y capacidad de desdoblarse en diversos papeles en oscuros colapsos espirituales, un descenso a los bajos fondos de la femineidad, con un verso potente, humano, riguroso y hasta salvaje.

Composición a composición nos va impresionando en un amplio espectro de sensaciones y sentimientos, promete jamás dejar impávido al lector. La capacidad de apelar a las moralidades de muchos en este siglo donde se juega a doble estándar; crímenes privados y virtudes públicas; las diversas definiciones de mujeres exitosas, de mujeres derrotadas, de compañeras que a pulso aman o soportan a sus compañeros.

Este poemario va más allá de esa pseudo-poesía lacerante y autodenominada feminista que apunta siempre con la misma retórica a una denostación continua del sexo opuesto, quizás para legitimarse ante un sistema refractario y perspicaz. Elizabeth Neira contestataria, lúcida y atrabiliaria.

Ahora nos dicen perras
ellos
los fornicadores
Y
Algunos se postulan para huevadas y en la micro
vemos sus nombres en las paredes de los eriazos

También en Mi d(olor) II:

Iba
fumando
iba fumando
una larga boquilla
de piedras incrustadas
Iba drogada
Le faltaba un zapato
y la risa le estrangulaba las mejillas
Iba montada
Iba montada en un lujoso auto
un mercedes rojo descapotable

El estilo desvergonzado y a instantes desgarrador de Neira resulta ser una bofetada a los sentidos. Transgresora, no teme enfrentar al varón de origen transversal, a pesar de que su voz poética hace distingos premeditados y expresamente dirigidos, rayanos a la crueldad a ratos. De entre las mejores composiciones se recomienda: El tiempo no fue generoso con nadie, hay una interesante visión del arte en Algunas consideraciones acerca del estado del arte en Chile, Corazón de molotov.

La Liga de la Justicia Ediciones nos entrega este trabajo abismante e interesante de una poeta de firme trayectoria y de enérgica voz poética.

[Fuente: blog Gatopistola Tax.]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s